Atrás quedan los tiempos en los que los dominios .es se diferenciaban bastante de sus hermanos mayores los .com

Hoy en día, son prácticamente iguales en cuanto a su registro y mantenimiento pero siguen heredando ciertos aspectos que dejan claro que los .es vienen de una organismo oficial.  Veamos pues las ventajas e inconvenientes de trabajar con dominios .es frente a los .com

4 desventajas de los dominios .es

La principal desventaja que tiene a día de hoy el registro de un dominio .es se esconde en su letra pequeña. Una vez un dominio .es caduca, el propietario del mismo tiene sólo 10 días para renovarlo. Pasado ese tiempo, queda libre para que cualquiera lo pueda registrar. Es una auténtica locura que un dominio funcione de este modo y en todos los años que llevo dedicado al hosting no he visto nada igual.

Esto implica que si una empresa, cierra por vacaciones de verano durante 15 días por ejemplo y tiene la mala suerte de que su dominio caduca en esos días, se puede encontrar con la desagradable sorpresa a la vuelta de las vacaciones que el dominio pertenece a otra persona y no pueden usar ni su web, ni email ni ningún servicio asociado.

Esto además, implica un serio problema en cuanto a seguridad ya que se podría perder incluso el acceso a cuentas en otros servicios como redes sociales, plataformas de pago, etc. que tengan como email principal el asociado al dominio.

Un dominio .es expone tus datos

A pesar de toda la aparente importancia que se le está dando estos días a la protección de datos, donde se nos pide de nuevo que aceptemos términos y condiciones que no nos estamos leyendo, es como menos sorprendente que la empresa pública que gestiona los dominios .es no permita ocultar los datos de registro del titular del mismo.

Hasta hace unos años, incluso se mostraban datos como la dirección física del titular. Hoy en día aparecen algo más restringidos pero tu nombre completo se mostrará en la página oficial de nic.es sin que puedas hacer nada al respecto.

No se permiten servicios de ocultación de datos o whois. El castigo frente a datos falsos sería la desactivación temporal del dominio o la pérdida de uso del msimo (que te lo cancelan, vamos).

Un dominio .es tiene burocracia asociada

Hay cambios en los datos de un dominio que requieren que imprimas, firmes, escanees y envíes la documentación en un formato concreto. El DNI sólo te lo aceptan en un tamaño ridículamente pequeño para luego decirte que no se lee bien.

Una vez más, curioso que un organismo que se dedica a gestionar nombres de dominio para Internet, tenga burocracia de la antigua escuela.

Registrando tu dominio con un registrador como Honesting te libras de esas molestias pero aún así, es necesario para un cambio de titular por ejemplo.

Un dominio .es es más caro que un .com si lo registrar directamente

En el caso de que quieras registrar el dominio por tu cuenta directamente en nic.es, además de tener que soportar más molestias burocráticas, el precio a pagar suele ser más alto que si lo haces a través de un agente registrador. A día de hoy, un dominio .es nuevo te costaría 33,38€ el primer año y 33,38€ el resto.

Más trabajo para registrarlo y más caro por lo que imagino que poca gente utilizará esta opción. En Honesting tienes el .es por 9€ + IVA.

3 ventajas de los dominios .es

Si todo fueran desventajas, nadie querría usar un dominio .es sin embargo, el número de dominios registrados crece año a año. En abril de este año el total de registros era de 1.910.153

Perfecto para definir tu mercado objetivo

Un dominio .es cumple a la perfección su principal cometido, indicar a tu visitante que tu web está enfocada para su país. Es por eso que en Honesting usa el .es como dominio principal, teniendo el resto como dominios secundarios.

Si tu mercado potencial es España, un .es es la solución lógica y perfecta para anunciarlo. Para Google ya no es un factor tan importante como lo era al principio pero para el visitante es fácil localizarte en el mapa.

La mejor opción cuando el .com está ocupado

Esta ventaja es de doble filo. Si el dominio que buscas ya está ocupado en su terminación .com, es posible que encuentres que el .es está libre. Somos menos gente usando los .es así que hay menos palabras registradas. Pero, antes de darle al botón de registro, te recomendaría que analizaras bien si no tienes alguna otra opción para tu nombre: ¿quién es el que está usando el dominio .com?

  • ¿Podría generate problemas en el futuro en cuanto a reclamación por uso de marcas registradas?
  • Si un cliente introduce el dominio .com por error ¿entraría en la web de un competidor?
  • ¿Puede crear confusión a la hora de dar a conocer tu marca?

Si a pesar de todo lo comentado, el .es sigue siendo tu mejor opción, adelante. La siguiente ventaja te interesará.

Los .es son más baratos que los .com

Aunque esto puede variar según cada empresa, en Honesting un .es cuesta 9€ al año frente a los 10,95€ del .com. Desde luego, no es una diferencia para decantarse por uno u otro y lo recomendado es que si ambos están libres, que registres como mínimo esas dos terminaciones para proteger tu marca y todo el trabajo duro que te espera para darla a conocer.

ir al Buscador de dominios .es