El bloqueo de IP es una de las medidas de seguridad más efectivas con las que contamos para proteger el acceso a los servidores pero también una de las más molestas.

Actualmente, el límite se ha ampliado hasta los 100 fallos de entrada en un periodo de 10 minutos. Si se hacen más de 200 en el mismo día, se bloquea el acceso durante las siguientes 24h.

Aunque parece difícil llegar a estos límites, en algunas oficinas con varios equipos se puede generar un bloqueo total con lo que el resto de cuentas de email (aún teniendo todos los datos correctos) pierde el acceso con el servidor.

Para tratar de solucionar esto, a partir de hoy puedes solicitar gratuitamente añadir tu dirección IP fija a la lista de autorizados.

Tu IP no se bloqueará aunque generes múltiples intentos de entrada con un usuario o contraseña incorrectos.

Algunas condiciones para añadir y mantener tu IP en la lista de autorizados:

  • Tu dirección IP tiene que ser fija.
  • En el caso de que los intentos fallidos de conexión desde tu dirección sobrecarguen el servidor de algún modo, se podría quitar la autorización.
  • Aunque ya no se generen bloqueos, tiene que ponerse las medidas adecuadas para buscar y corregir el fallo en aquellos dispositivos que estén bien configurados.