El bloqueo de IP es una de las medidas de seguridad más efectivas con las que contamos para proteger el acceso a los servidores pero también una de las más molestas.

Actualmente, el límite se ha ampliado hasta los 100 fallos de entrada en un periodo de 10 minutos. Si se hacen más de 200 en el mismo día, se bloquea el acceso durante las siguientes 24h.

Aunque parece difícil llegar a estos límites, en algunas oficinas con varios equipos se puede generar un bloqueo total con lo que el resto de cuentas de email (aún teniendo todos los datos correctos) pierde el acceso con el servidor.

Para tratar de solucionar esto, a partir de hoy puedes solicitar gratuitamente añadir tu dirección IP fija a la lista de autorizados.

Tu IP no se bloqueará aunque generes múltiples intentos de entrada con un usuario o contraseña incorrectos.

Algunas condiciones para añadir y mantener tu IP en la lista de autorizados:

  • Tu dirección IP tiene que ser fija.
  • En el caso de que los intentos fallidos de conexión desde tu dirección sobrecarguen el servidor de algún modo, se podría quitar la autorización.
  • Aunque ya no se generen bloqueos, tiene que ponerse las medidas adecuadas para buscar y corregir el fallo en aquellos dispositivos que estén bien configurados.

¿Cómo encontrar el equipo que está creando el problema?

Por lo general, suele ser fácil de encontrar la causa que está creando el bloqueo pues suele coincidir con la creación de una nueva cuenta de email, una nueva persona trabajando en la oficina o un nuevo ordenador.

El equipo o dispositivo que tenga mal configurado algún dato, normalmente el usuario o contraseña, será el primero en pedirlo de forma insistente. Esa es la primera alarma que nos indica que algo no está bien.

Para corregirlo, bastará con copiar/pegar de nuevo los valores correctos o en caso de que no estés seguro, entra en el panel de control (cPanel) y cambia la contraseña por una nueva.

Mejor copiar/pegar que escribir ya que algunas letras como la “i” mayúscula o la “L” minúscula son iguales: I l

Cuando parece que todo está bien pero se siguen produciendo bloqueos

Es el momento de prestar atención al resto de dispositivos que tenemos conectados al email: móviles, tablets ¡incluso impresoras!

Cualquier dispositivo que intente conectar con el servidor más de 100 veces con un dato incorrecto, creará un bloqueo en tu dirección IP, la que te identifica en Internet.

Uno de los casos que más me costó de encontrar la causa de los bloqueos y que generó bastante mosqueo en el cliente, fue el de una impresora con escáner, que tenía una función para enviar los documentos por email.

En algún momento, se configuró con una cuenta de email para que, de forma automática, enviara los documentos tras un escaneo a una dirección de email que ya no existía (se había borrado). Cada vez que alguien escaneaba un documento, se generaba un bloqueo en todos los equipos de la red incluso aunque tuvieran los datos bien puestos.

Si te interesa el tema, puedes seguir leyendo sobre bloqueos de ip.