CategoriasMarketing

Ha llegado el momento de decir adiós a Google

Cuando una empresa consigue una cuota de mercado del 90% en España y de un 70% en EEUU tiene demasiado poder.

En el blog, he hablado en muchas ocasiones del Dios Google y que a pesar de los intentos de Gigantes como Yahoo!, Microsoft o la propia Unión Europea, nadie a podido hacer sombra a día de hoy al buscador que se ha convertido en un verbo (goglear) y en el propio Internet para mucha gente.

La competencia de Google fracasa porque se centran en temas que no importan lo más mínimo a la mayoría de sus usuarios:

  • Es que Google no respeta tu privacidad y hace perfiles de usuarios… a mi me da igual, mejor porque la publicidad es más relevante. No tengo nada que ocultar.
  • Es que es un monopolio que ataca a la competencia, se aprovecha de la információn pública para hacer usuarios rehenes en sus resultados… mejor para mí, menos clicks que tengo que hacer.
  • Es que hace elusión fiscal y no paga impuestos en España sino en Irlanda… normal, yo haría lo mismo si pudiera.

Es un Dios al que se le permite todo, mientras nos de la respuesta a nuestras preguntas y ofrezca servicios completamente gratis.

En este artículo, me gustaría hacer una reflexión contigo y un pequeño experimento ¿te animas?

Resultados de Google vs DuckDuckGo

¿Cómo? ¿PatoPatoVamos? sí, es el buscador que vamos a utilizar para comparar los resultados con Google. Abre dos pestañas, una con Google y otra con https://duckduckgo.com

La búsqueda que haremos será: asesores Castellón.

He marcado con un cuadro gris los resultados que corresponde a anuncios. En el caso de Google, la totalidad de la parte visible de la pantalla se llena de anuncios. Sin tocar el ratón, no es posible ver ni siquiera el primer resultado para nuestra búsqueda. Párate a pensar por un momento: la página más relevante del mundo sobre nuestra búsqueda no es visible.

DuckDuckGo, por otro lado, muestra un anuncio al principio y al final de la búsqueda. En otras ocasiones, lo mostrará en el lateral, dejando los resultados totalmente limpios de anuncios.

En cuanto a la calidad de los resultados, son muy similares. DuckDuckGo utiliza su propio motor de búsqueda e indexado y utiliza además resultados de otros buscadores de forma combinada.

Google ya no es efectivo en encontrar respuestas a mis preguntas, ahora sólo es posible encontrar el anunciante que más paga por venderme una solución.

Volvemos al punto de partida, a tener el mismo problema que se supone que Google iba a solucionar. Pero es de ser un iluso pedirle a la mayor agencia de publicidad del mundo que pare su máquina de imprimir dinero digital.

¿Te animas a probar DuckDuckGo?

El experimento del que te hablaba hace un momento, es bien sencillo, se trata de cambiar el motor de búsqueda de tu navegador, o de entrar directamente de vez en cuando y hacer tus búsquedas con https://duckduckgo.com

Seguramente puedas volver a sentir la sensación que transmitía Google en sus primeros años de vida, la de que eres tu quien controla la búsqueda y no al revés.

Y si además, te pasas por aquí y lo comentas ya sería genial 😉

(Fotografía de Claudiu Pusuc)

Publicado por Aitor Serra Martín

Administrador de servidores y desarrollador de páginas web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *