Ya he hablado alguna vez sobre cómo elegir un nombre de dominio.  Hoy vamor a ir un paso más allá y analizar la búsqueda del nombre perfecto desde un punto de vista personal e histórico, contando a la vez la evolución de Honesting.

Para que sea más divertido, voy a utilizar la web archive.org

Para los que no conozcan qué es esa web, se trata de una organización sin ánimo de lucro que pretende crear un archivo de Internet recopilando diferentes tipos de medios libres que hay: libros, películas, música y lo que nos interesa: webs.

Guarda capturas de muchas webs. No todas. Y no durante todo el tiempo. Digamos que si tu web es medianamente conocida archive.org puede tener una o dos versiones de tu web por año de existencia.

En archive.org es posible ver cómo ha ido evolucionando una empresa a través de su web o acceder a contenido antiguo.

Pero bueno, vamos al tema del artículo. Estás pensando qué nombre comercial usar para dar a conocer tu proyecto al mundo ¿no? veamos el primer nombre comercial que usé en el año 2000.

 

Orpesa.com

La primera web en la que ofrecí servicios de desarrollo web, data apróximadamente del 2000. Era un portal local del pueblo donde vivía, Oropesa del Mar. Como el dominio oropesadelmar.com ya estaba registrado, elegí ponerlo en valenciano.

Por aquel entonces, el valenciano era simplemente una asignatura más en las escuelas, como podía ser el Inglés. El resto de materias se daban en castellano, al contrario que ahora donde todo es en valenciano. Así que el término Orpesa era relativamente ajeno a los visitantes de fuera.

Orpesa.com era un buen dominio ya que era corto pero tenía el problema de que llevaba muchas veces a error de gente que escribía oropesa.com y no encontraba la web.

 

Poblesweb.com

Con la idea de ampliar un poco más el rango de acción, monté (año 2000) un portal de portales que pretendía agrupar el resto de páginas webs de la provincia de Castellón. El nombre fue en valenciano de nuevo por una cuestión económica: en la comunidad valenciana se subvenciona que los carteles y material de promoción esten en valenciano. Es lo que siguen llamando a día de hoy discriminación positiva pero no deja de ser raro ver todos los letreros de la calle en valenciano cuando no es una lengua tan hablada (sobretodo en Castellón).

A modo de respaldo, registré pueblosnet.com con la idea de que la gente de fuera tuviera más fácil llegar a la web.

Pueblosnet.com ya ofrecía servicios de registro de dominio y hosting web desligado de otros servicios. Cualquier persona de cualquier parte del mundo podía registrar su dominio y alojarlo en uno de los servidores que gestionaba.

El nombre cumplía con la idea de unir los pueblos (dominios) en una red (net) y el .com remarcaba que era un negocio de Internet.

Fue por ese entonces cuando los .com empezaron a escasear por la reciente explosión de .coms por lo que empezaron a oirse páginas webs que terminaban en .net

Ésto creó el problema de que había gente que se confundía al escribir el dominio y lo hacía como publos.net o pueblos.net.com

Por si fuera poca confusión, el tema lingüístico atacaba de nuevo. Net significa limpio en valenciano, así que pueblosnet era interpretado por los valenciano parlantes como puebloslimpios lo que no tenía ningún sentido para una empresa de servicios informáticos.

 

Honesting.com

Con todo lo comentado hasta ahora, tenía claro que el próximo nombre comercial que usaría tenía que ser internacional. Fácilmente reconocible y sin entrar en confusiones lingüísticas.

El mercado del hosting estaba (y sigue así) dominado por empresas gigantes donde el cliente es simplemente un número más. La atención en general era similar a la de una empresa de telefonía, con centralitas que desviaban las consultas de un lado a otro o respuestas predefinidas por email que no resolvían lo preguntado.

Así que tras probar muchas combinaciones, llegué al nombre actual: Honesting. La fusión de hosting (el principal servicio ofrecido) y honesto: el enfoque directo que quería darle. (Año 2004)

Atención directa, decir las cosa por su nombre y con total transparencia.

Honesting es a su vez una palabra común en inglés: honestamente. Cumple a la vez una función de posicionamiento natural en Google pues incluye todas las letras de hosting: honesting

¡Así que había dado con el nombre perfecto!

Puede…

Tras estos 16 años, sólo he encontrado un ámbito en el que el dominio da un ligero problema: el hablado. Cuesta deletrear honesting en una conversación telefónica o a alguien que no hable inglés.

 

4 conclusiones para elegir tu nombre comercial o marca

Ahora que ya conoces la historia de cómo llegué hasta Honesting estoy seguro que puedes sacar algunas conclusiones:

  1. Tu nombre comercial debería ser fácil de escribir y pronunciar en los idiomas principales donde esté tu mercado objetivo actual y futuro.
  2. Un dominio que remarque tanto el producto principal como en el caso de honesting (hosting) puede suponer un problema en un futuro si cambias y empiezas a ofrecer otros servicios.
  3. Con las nuevas extensiones de dominios podemos liberarnos de la tiranía de tener que buscar un dominio .com libre. Aún así, sería recomendable contar con el .com
  4. Y lo más importante: no es una decisión definitiva. Tu proyecto y tu iréis evolucionando con el tiempo por lo que siempre podrás cambiar el nombre. Lo hacen incluso las grandes marcas por lo que ¿por qué no vamos a poder hacerlo nosotros? eso sí, a Google no le gustan los cambios y perderás un poco de posicionamiento.

 

Si te ha gustado este artículo, puedes compartirlo en tus redes sociales o bien dejar un comentario.