El concepto de nube o cloud, sigue siendo un tanto ambiguo a día de hoy ya que cada proveedor lo utiliza para nombrar un servicio diferente. Sin embargo, hay un significado compartido que vendría a ser algo así como ponerlo todo en internet.

Algunas grandes empresas e instituciones, están adoptando esta nueva forma de trabajar con los brazos abiertos ya que en un principio, todo parecen ventajas:

  • Te ahorras el gasto de personal informático propio.
  • Evitas tener que comprar y amortizar equipo informático.
  • Todo parece más fácil y moderno.

Por otro lado, hay clientes que me comentan que se han dado cuenta que, después de pasar todo o parte de su negocio a la nube, tentados principalmente por los descuentos o promociones que ofrecen algunos de los principales proveedores (crédito gratis, meses gratis, etc.) se han dado cuenta de que tiene también muchos inconvenientes:

  • Puede ser más caro a largo plazo que una solución propia.
  • Si no tienes conexión a Internet, la empresa se paraliza pues no se puede hacer nada.
  • Se crea una dependencia tecnológica muy fuerte y con una barrera para el cambio ya que una nube no suele ser compatible con otra.

Dado que el concepto de nube es algo que ha llegado para quedarse, hay muchos programadores trabajando para ofrecer alternativas libres de forma que puedas elegir lo mejor de ambos mundos: contar con herramientas de colaboración y disponer de un mayor control e independencia tecnológica.

Nextcloud es uno de esos sistemas, programado con php y mysql. Basado en Owncloud, el sistema gratuito más utilizado en el mundo, con más de 25 millones de usuarios.

Cuenta con todas las funciones que se esperan de un sistema de colaboración en la nube, desde lo más básico de compartir ficheros, a calendario, webmail o editor de documentos online gracias a software como Collabora de Libreoffice.

Sin embargo, hay organizaciones que siguen optando por soluciones propietarias como el caso que nos ocupa en este artículo.

Cómo la Universidad Jaume I de Castellón (UJI) pasó todos sus servicios a la nube privada de Google

La UJI fue la primera universidad en España en contar con un servidor web. Una institución pionera en muchos aspectos tecnológicos:

  • Tenían ingenieros informáticos especializados que instalaban y daban soporte a los equipos informáticos.
  • Utilizaban y fomentaban el software libre.
  • Creaban una base de conocimientos compartidos sobre informática entre sus usuarios, por ejemplo dando acceso shell (terminal por línea de comandos) a todos los alumnos.

Todo esto cambió a medida que el nuevo concepto de marketing, nube o cloud, fue ganando popularidad y las grandes empresas proveedoras de hosting, como es el caso de Google, entraron en juego.

En la actualidad, el email, el calendario, los archivos compartidos y muchos servicios clave de la universidad pública están en la nube de Google. Todos los emails y documentos, se guardan en servidores de una empresa privada que tiene como eslogan no ser mala (don’t be evil).

La UJI deja de lado el apoyo al software libre y la innovación, convirtiendo a sus alumnos en meros clientes de un producto.

Con el fin de intentar conocer más sobre este caso, he escrito a varios responsables de la universidad el siguiente email, recibiendo respuesta a las pocas horas por parte de José Miguel Castellet Martí, profesor titular de la universidad en el departamento de ingenieria y ciencias de la computación e inteligencia artificial.

Agradezco su pronta respuesta y aclaro que tal como ha dicho:

Las decisiones estratégicas, en cualquier asunto, no las toma una persona de forma unilateral, sino que se evalúan y deciden de forma colegiada. Por tanto, las respuestas no son opiniones personales.

Hola, buenos días,


Soy un antiguo alumno de la universidad, de la rama de informática.


Hace unos 18 años, toda la parte de informática como el servicio de email por ejemplo, se gestionaba internamente en la propia Universidad. Sin embargo, veo con asombro que desde hace unos años, todo está alojado en el servicio de Google: email, archivos, etc.


Estoy escribiendo un artículo al respecto para la publicación en mi página web www.honesting.es y me gustaría hacer las siguientes preguntas:

¿Qué aspectos se valoraron a la hora de dejar de ofrecer un servicio de email, archivos y agenda propio y pasar a utilizar un servicio privado como el de Google?

  • Nuevas funcionalidades.
  • Imposibilidad de invertir lo suficiente para poder seguir mejorando el producto y servicio prestados con medios propios.
  • Aumento de disponibilidad, accesibilidad y usabilidad.
  • Menor coste (nótese que el coste de Google Apps for Education, ahora G Suite for Education, para las universidades es cero).

¿Qué sucedió con el personal que se encargaba hasta ese momento de la gestión de los servicios internos: gestión de servidores, etc.?

Se dedicó a otros menesteres (desarrollo de otros productos y servicios).

¿Cuál es la opinión del responsable de informática de la Universidad con respecto al uso del software libre?

Véase la DISPOSICIÓN ADICIONAL Séptima de los Estatutos de la Universitat Jaume I de Castellón:

La Universitat Jaume I fomentará el uso de formatos informáticos abiertos en la comunicación interna y externa, promoverá el desarrollo y el uso de software libre y favorecerá la libre difusión del conocimiento creado por la comunidad universitaria. La Universitat promoverá, incentivará y facilitará la preservación y el libre acceso a las publicaciones y producción intelectual de su personal en el repositorio documental institucional.

¿En qué paises se alojan los datos de todos los alumnos y personal de la UJI?

Como no puede ser de otra forma, la UJI y sus proveedores están sujetos a la legislación vigente. En el caso de la protección de datos de carácter personal, los criterios vienen ahora fijados, entre otras leyes, por el ENS y el RGPD.

No obstante, desde el primer momento de la externalización a la nube pública de productos, servicios, arquitecturas y procesos TIC accesibles desde Internet (cloud computing), se exigió a los proveedores que los datos estuviesen alojados en centros de datos ubicados en la Unión Europea.

Resumiendo

La UJI está delegando sus sistemas informáticos y toda su información, en una nube privada gratuita. Google obtiene a cambio miles de usuarios nuevos cada año que se forman utilizando sus herramientas privadas.

gmail.uji.es es la dirección de entrada al servicio y apunta a día de hoy a una dirección IP localizada en California (Estados Unidos): 172.217.9.19

Con cada nuevo email o archivo que los alumnos, profesores y personal crean en la nube de Google, se crea una barrera para que puedan migrar en un futuro a otro proveedor creando así una dependencia tecnológica.

Existen alternativas libres y gratuitas para trabajar en un entorno colaborativo. Con su uso se apoya a los desarrolladores pues hace que el sistema crezca y sea más interesante para nuevas personas entrar a formar parte del ecosistema (el llamado efecto red).

Los alumnos de la UJI podrían estar aprendiendo a utilizar diferentes tipos de webmail, de sistemas de colaboración en línea, agendas, compartir ficheros entre equipos con windows, mac, linux o lo que sea. Estarían preparados para un mercado laboral donde múltiples sistemas informáticos conviven. En cambio, aprenden a utilizar software privado de una empresa. Cuando esto mismo lo hacía Microsoft, todos teníamos claro que no era bueno para la sociedad ¿qué ha cambiado?

Me gustaría conocer tu opinión al respecto.