A la hora de buscar una forma sencilla y rápida de poner tus productos en venta en Internet, seguramente te preguntes qué opción elegir. Hay muchas aplicaciones creadas con el fin de ponértelo fácil. Desde Honesting recomendamos Prestashop ya que es el estándar actual, pero hay otras:

Oscommerce, es el primer sistema que popularizó las ventas en Internet. Se trataba de algo revolucionario, un gestor completo para una tienda, desde la parte visible para el cliente a la de administración. Era y sigue siendo de código libre, por lo que puedes modificar todo lo que quieras y no tienes que pagar ninguna licencia para ello. Fue el que estandarizó los pasos que hoy nos resultan tan normales a la hora de hacer una compra: elegir el producto, poner nuestros datos, hacer el pago, etc.

Seguro que has visto cientos de tiendas utilizando Oscommerce, se ve así:

first-oscommerce-screen
Desde el lado del administrador cuenta con la ventaja de que es muy sencillo de manejar, puedes cambiar el estado del pedido de pendiente a enviado por ejemplo, especificar tallas, colores y demás atributos, configurar precios para diferentes tipos de envíos, pasarelas de pagos populares, etc.

Oscommerce tiene una gran pega, es un sistema viejo, que mezcla en su código el diseño con la programación. Modificar cualquier aspecto de la web es complicado y con una estructura un tanto caótica.

Tienes que entender como está organizado todo antes de cambiar algo.

Prestashop nació precisamente como respuesta a lo abandonado del proyecto de Oscommerce. Su objetivo era crear un sistema moderno y modular ¡y lo han conseguido! Sigue mezclando algo de código html entre el php (mezcla diseño y contenido) pero mucho menos.

prestashop1_0

Oscommerce se publicó por primera vez en el año 2000, Prestashop vio la luz en el 2007, es por eso que cuentan con un sistema base, el corazón del sistema, diferentes, cada uno como resultado de la época y las preferencias del momento.

¡Hay más! Muchos más, desde tu panel de control puedes ver todos los disponibles, entra en la sección Softaculous y desde ahí podrás instalarlos y probarlos.

Opencart es otro de los que están ganando popularidad. Principalmente porque es más modular y moderno que Prestashop. Si quieres destripar el sistema, quizás te interese más ir con Opencart; si lo que quieres es empezar a vender hoy mismo y tener muchos módulos disponibles, Prestashop.

Así queda una tienda con Opencart:

opencart

Para finalizar, recordarte que lo importante no es el sistema, sino el uso que haces de él. Vende un buen producto y ofrece un buen servicio a tu cliente y seguro que le da lo mismo la tecnología que sustente tu web.