¿Qué pensarías si te dijera que el sistema de pensiones públicas, los gimnasios o las empresas de hosting y Vueling tienen mucho en común?

Hace diez años que volé con Vueling. Por aquel entonces, era un nueva compañía aérea independiente que venía a luchar contra los abusos de las grandes. Era moderna, joven y tenía buenos precios.

Con el tiempo fue creciendo y haciéndose mayor, comiéndose más pastel del negocio. Junto con Ryanair se convirtieron en una competencia que las grandes no sabían como parar. Ya no era una nueva tendencia o una moda pasajera. Nos habíamos acostumbrado a viajar barato y ya no había marcha atrás.

Así que Iberia, sacó su billetera y compró Vueling. Desconozco si este cambio afectó en algún modo al servicio, lo que sí ha quedado claro con los problemas que ha tenido en los últimos días es que se han pasado de vender billetes que no podían servir.

Esto sería un overbooking (sobre venta) masivo, vuelos enteros cancelados y mucha gente cabreada.

Pero esto es un blog de hosting, así que sigamos con la historia y pasemos a hablar de las pensiones en España.

– ¿En serio? ¿eso qué tiene que ver con hosting?

La noticia decía que el gobierno ha tenido que meter mano otra vez al fondo de reservas de las pensiones para hacer frente a gastos comunes. En palabras que todos entendamos: ha cogido dinero de los ahorros para pagar la factura de la luz, la compra del super y los libros de los niños.

– ¡Para eso está el fondo! … ¿no?

Si tienes menos de 40 años y esperas cobrar algún día una pensión de jubilación, este tipo de noticias debería ponerte en alerta. Cuando vayamos a cobrar, ya no quedará dinero.

El Gobierno está ofreciendo (vendiendo) más servicios de los que puede hacer frente, así que vive a crédito.

El Gobierno es como Vueling.

La cruda realidad, es que si te paras a analizar cualquier aspecto económico de nuestra sociedad, te darás cuenta de que todo es Vueling.

  • Cualquier proveedor de acceso a Internet colapsaría si el 100% de sus clientes se pusiera a utilizar el 100% de los servicios contratados.
  • Lo mismo sucedería con las empresas de telefonía, los gimnasios, los supermercados, dentistas, peluqueros.

Vivimos en una burbuja constante, flotando sobre una silla llena de pinchos.

– Entonces, ¡todo está perdido! ¿qué hacemos?

Calma. Veamos algunas soluciones sencillas:

  • En el caso de los servidores de Hosting, existen tecnologías como las que nosotros usamos para dar prioridad los procesos y garantizar la estabilidad.
  • Lo mismo sucede con las empresas de Internet o telefonía. Balancean la carga entre antenas o zonas, ofrecen tarifas más baratas en las horas en las que menos gente se conecta o bonos más ventajosos en las zonas donde tienen un exceso de red.
  • Los gimnasios hacen lo mismo. Las peluquerías se organizan con una simple agenda.
  • El gobierno pide créditos a interés muy bajos y confía en que los problemas los tendrán que solucionar los que vengan.

¿Y vueling?

Pues Vueling no le ha quedado más remedio que reducir sus expectativas de beneficios y empezar a contratar a personal. Porque en el fondo, todo es un problema de codicia, de buscar el mayor beneficio posible incluso a costa de los clientes.

¿Cómo detectar si tu proveedor de Hosting es muy codicioso y se está pareciendo a Vueling?

  • Tarda en contestar a tus emails varios días.
  • El teléfono está ocupado a todas horas. Dejas un mensaje en el buzón de voz y no te responde.
  • Tu página web carga muy lenta, el email no llega o da fallos continuos de conexión.
  • Te ofrece recursos ilimitados, precios mucho más baratos que el resto de empresas o características que parecen mágicas y siempre están en desarrollo o próximas a su fecha de lanzamiento.

Nos gustaría conocer tu opinión sobre este artículo ¿has tenido problemas con empresas codiciosas? ¿crees que tendremos problemas con las pensiones? ¿terminará cerrando Vueling? ¿reservarías tu billete para las próximas vacaciones en Vueling?