Para poder gestionar tu empresa en el listado público de Google Maps, antes tendrás que verificar que eres el dueño de la misma. Según los datos que haya indexado Google de bases de datos públicas, podrás hacerlo por teléfono o será necesario que solicites el envío de una tarjeta postal con un código de verificación.

  • En el caso de hacerlo por teléfono es bien sencillo: te llama una locución y te indica un código que debes poner en Google Maps.
  • En el caso de la postal, la recibes al cabo de un mes aproximadamente. Entras en Google Maps y lo verificas igualmente.

Por algún extraño motivo, es habitual que las postales no lleguen y haya que perdirlas de nuevo. Anota en tu agenda el día en el que la pediste por si te sucede.

 

¿Me interesa estar en Google Maps?

Google tiene la virtud de organizar los datos públicos y hacerlos más visible en su buscador por lo que sí es recomendable estar en Google Maps.

Al añadir tu empresa en el mapa de Google Maps, no sólo haces que sea más fácil encontrarte para los que usen la aplicación como GPS sino que también te expones a los comentarios que quiera hacer CUALQUIERA sobre tu empresa.

Y esos comentarios aparecerán una vez más, destacados en los primeros resultados.

 

El misterioso caso del cliente que no lo era

Hace dos veranos, encontré de casualidad que alguien había dejado un comentario negativo en la ficha de empresa de Honesting. Decía que el servicio era muy malo, que los servidores se caían y que windows funcionaba mal.

Me sorprendió que el único comentario que hubiera fuera negativo pero aún lo hizo más que se quejara de que no funcionara windows cuando los servidores de hosting siempre han funcionado con linux.

Así que me puse a investigar a ver si podía dar con ese presunto cliente insatisfecho para ver a qué se refería.

No fue fácil, ya que Google no facilita ningún dato ni forma de borrar el comentario. Tampoco ofrece un servicio de mediación o ninguna solución.

El comentario tenía al lado una fotografía del presunto cliente así que con una búsqueda en Google imágenes pude dar con una persona que usaba la misma foto en Facebook pero que, sin embargo, se llamaba de forma diferente. Sospechoso. ¿Sería la misma persona que se había creado una cuenta falsa para comentar pero luego entró con otra cuenta en Google?

A través de Linkedin encontré la empresa donde trabajaba, ofrecen varios servicios entre los que se encuentran estos tan modernos de hoy en día: cloud, servicios IT, virtualización con servicios Microsoft, etc.

Llamé a su empresa, me presenté, conté el caso y pregunté por él.

Su jefe estaba sorprendido y no sabía de qué le estaba hablando. Tampoco había oído hablar de Honesting. Dijo que se lo diría tan pronto llegara y que estuviera tranquilo porque su trabajador era muy buena persona ¿?

A las pocas horas, recibí un email del supuesto cliente contando una historia que daría para un guión:

Según decía él no había sido pero que justamente esos días le había entrado un virus en su ordenador y que seguramente sería eso.

¿Un virus que entra en su ordenador, crea una cuenta falsa en Google con su foto pero a otro nombre y que critica a una empresa de la competencia? Si te parece que esa explicación no tiene ni pies ni cabeza, yo pienso lo mismo. Decidí dejarlo estar ya que la historia no daba para más. No era un cliente insatisfecho sino una empresa de la competencia que curiosamente ofrecía en su web hosting con servidores windows.

Quedaba el tema del comentario negativo que aparecía en Google Maps. Como no se podía borrar ni Google daba ningún soporte, decidí dar de baja la empresa para poder darla de alta de nuevo.

Ese simple proceso me ha llevado un total de 6 meses. Google dice querer organizar la información del mundo y hacerla pública, pero una vez tiene un dato no deja que se borre fácilmente. Incluso aunque existan leyes que le obligan.

 

Conclusiones

Estar dado de alta en Google Maps es necesario hoy en día, sobretodo si tu cliente visita tus instalaciones y puede usar en algún momento Google Maps como GPS. Pero estar ahí te expondrá sin ningún tipo de protección a críticas ilegítimas, de tu competencia o de cualquiera que pase por ahí.