Hoy en día es posible hacer una web sin tener que programar código html. Con herramientas como Softaculous puedes instalar un gestor de contenidos desde un entorno visual. Pero es muy probable que tarde o temprano te encuentres con la necesidad de editar algún fichero de texto bien sea para añadir alguna función a tu web, cambiar alguna contraseña o traducir una cadena de texto que no sabes bien dónde está.

Para eso, yo utilizo Notepad++, una versión muy mejorada del clásico bloc de notas. Sólo se le parece en el nombre y en que es muy rápido de cargar. En el resto, lo supera en todo:

  • Gratuito y de código libre, por lo que mejora constantemente.
  • Soporta de serie muchos lenguajes de programación y facilita su edición con un sistema de colores.
  • Tiene pestañas para que puedas copiar y pegar contenido de un fichero a otro.
  • Resalta los paréntesis dentro del código para facilitarte la compresión y muchas otras mejoras a nivel de programación de código.

Incluso si no eres programador, Notepad++ te puede ayudar y facilitar la edición de un fichero o varios a la vez. Con su función de buscar en todos los documentos, puedes abrir todos los ficheros de tu web y hacer una búsqueda completa.