Como fotógrafo profesional o que está intentando serlo, contamos con muchas formas de darnos a conocer en Internet:

  • Redes sociales.
  • Aplicaciones para el móvil.
  • YouTube.

Pero todas tienen el mismo gran inconveniente, no son tuyas. Estás sujeto a las normas que cada plataforma quiera aplicarte.

Si eres un fotógrafo que ha hecho algún desnudo seguramente entiendas a lo que me refiero y es que redes sociales como Facebook son famosas por su alto contenido de censura. No les gustan los pezones. Incluso hay campañas que intentan concienciar de esta pérdida de libertades publicando pezones en fotografías donde no tendrían que estar, cómo en la cara de una persona o pezones en las paredes.

Si haces vídeos y públicas en Youtube, tus problemas pueden ser incluso mayores. No solo tienes que estar pendiente de hacer contenido apto para todos los públicos sino que tendrás que buscar música libre de derechos de autor y aún así, podrás recibir reclamaciones de empresas especializadas en gestionar parecidos razonables de otras canciones registradas.

YouTube también ha decidido limitar lo que paga a sus creadores de contenido (que ya era muy poco de partida) e incluso ha aumentado los límites para que los nuevos youtubers no puedan cobrar nada por sus vídeos y su trabajo hasta que no lleguen a los 1.000 suscriptores y 40.000 horas vistas en el último año.

Cada plataforma pone sus reglas y tu única opción es aceptarla o dejar de usarla.

Pero esto no pasa con tu propia página web donde tú eres el qué decide dónde va cada elemento. Cumpliendo unas leyes mínimas razonables (como identificarte como propietario o publicar contenido ilegal) puedes hacer lo que quieras.

Aquí te dejo unos ejemplos de las últimas páginas web que he realizado por si te dan algunas ideas. Si tienes tiempo y te gusta probar y experimentar con la informática, podrás incluso hacértela tú mismo simplemente registrando el dominio y contratando el plan de hosting.  Si en algún momento necesitas ayuda para partes concretas de la web, podrás contratar un bono de trabajo web.

Crear tu propia web con tus normas es ahora más fácil y barato que nunca.