Conocer cómo funcionan las cosas es algo que siempre ha llamado mi atención y explica por qué me dedico a hacer webs, gestionar servidores de hosting y registrar dominios. En este breve vídeo hago un par de pruebas del tiempo que tarda un email en ir y volver a un servidor de Honesting. También muestro las rutas que toman nuestras peticiones cuando hacemos una búsqueda en Google o, lo más sorprendente, cuando entramos en Facebook.

Los resultados de estas pruebas pueden variar en cuestión de minutos ya que las redes son casi como seres vivos, en constante evolución, pero sirven para hacerse una idea del complicado mundo en el que vivimos y lo avanzados que estamos (aunque viendo las noticias nadie lo diría).

Así que éste viernes toca ser positivos y dar las gracias a los técnicos, ingenieros, programadores, empresas anunciantes y usuarios que todos los días formamos parte de Internet 😉