Todas las webs, te hablan maravillas de WordPress pero lo que nadie te comenta es que el editor del contenido, donde estoy escribiendo estas palabras, es bastante limitado.

Para texto sencillo, cumple su función, pero cuando quieres añadir elementos de diseño, tarde o temprano tienes que empezar a utilizar plugins y shortcodes (abreviaturas de código que hacen algo adicional), por lo que las entradas terminan siendo una lista de palabras indescifrables.

WordPress es bueno, pero tenía esa debilidad frente a otros editores web propietarios que se le estaban comiendo el terreno. 

Hasta ahora.

Gutenberg es el nombre (poco original) que le han dado al nuevo editor de texto que, de momento, se instala como un plugin más pero que seguramente, con el tiempo termine siendo el editor predeterminado.

¿Qué tiene de nuevo Gutenberg?

La principal diferencia frente al editor que a partir de ahora llamaremos clásico, es que por fin se consigue una experiencia como la que se promete de lo que ves es lo que hay.

Los párrafos se ordenan en bloques que se pueden mover y personalizar más fácilmente. Cada bloque puede contener diferentes elementos como botones, imágenes, vídeos, etc.

Los bloques ayudan a construir la página con el diseño deseado. Evitan tener que utilizar plugins de terceros y los anteriormente comentados shortcodes.

Diferentes bloques por defecto.

Algunos programadores externos, están publicando plugins para contar con más bloques lo que harán de este sistema una nueva forma más fluida de maquetar las entradas.

Así es como se ve el editor de esta misma entrada.

¿Desventajas de Gutenberg?

Todo cambio implica una curva de aprendizaje para adaptarse a las nuevas formas de hacer lo mismo a la vez que surgen otras posibilidades que hasta ahora no habíamos visto.

Es el caso de Gutenberg y los bloques. En un primer uso puede parecer algo más caótico, pero tras un breve tiempo, se nota que detrás de cada cambio hay una razón por la que los programadores han elegido que ese elemento esté ahí y no en otro sitio.

La llegada del nuevo editor, hace que todas las plantillas y plugins tengan que replantearse la funcionalidad y empezar a utilizar los nuevos códigos. Llevará tiempo y mucho trabajo de programación.

¿Cómo Instalar Gutenberg?

Si quieres empezar a probar el nuevo editor, puedes encontrarlo como un plugin más. Tras instalarlo y activarlo, no hay que hacer nada más, cada entrada se editará por defecto con Gutenberg.