Estábamos muy bien sin burocracia en Internet pero poco a poco los tentáculos del papeleo llegan a todas partes. Con la nueva normativa que publicaba ICANN hace unos años se contemplaba la posible suspensión de un dominio que se hubiera registrado con datos incorrectos pero era algo que no había visto hasta ahora. Una medida desproporcionada, que no soluciona ningún problema y que crea otros.

 

Así suspende ICANN un dominio por datos incorrectos

Alguien envía un aviso a la ICANN de que un dominio contiene datos que no son correctos. Por lo que parece no es un procedimiento que hagan ellos de forma automatizada sino que esperan el aviso o chivatazo.

No pondré aquí el enlace pero no es muy complicado encontrar el formulario. El email se envía al titular del dominio. Si la dirección de email no existe, no llega a ningún sitio (obvio). En éste caso de ejemplo, el email del titular era de un antiguo dominio de la empresa que caducó y que volvía a estar libre.

El email que envían sólo está en inglés, lo que complica todavía más su respuesta pues puede ser filtrado o borrado por error. Dice así:

 

Hello NOMBRE,

We have been reported by ICANN that the domain name DOMINIO.com, is displaying inaccurate Whois details in its Whois Lookup Results

MUESTRAN LOS DATOS INCORRECTOS

To this effect, please modify the Registrant, Administrative, Billing and Technical contact details of this domain name by FECHA LÍMITE PARA CAMBIAR LOS DATOS.

Failure on your part in doing so will result in suspension of the domain name.

Also, If the contact details are accurate/corrected now, please send us additional proof to verify the same

 

Como la petición se envió a un email que ya no existía, el dominio se suspendió. Para solucionar el problema, hubo que enviar varios tipos de documentos que demostraran la titularidad del dominio retrasando todo unas 48h en total, tiempo en el que ni la página web ni el email asociado funcionaba.

Ésto es una auténtica salvajada.

Y lo peor es que no soluciona ni garantiza una mayor seguridad para nadie. Aquellos que tienen pensado hacer el mal en Internet les basta con ocultar los datos con un whois privado (servicio permitido por la ICANN).

Evita que ésto te pueda suceder revisando que tus datos están actualizados. Desde la zona de usuarios de Honesting.net entra en > mis dominios > el dominio que quieras revisar > y en el menú de la izquierda haz click en Información de contacto.