¿No te parece que desde hace unas semanas estás recibiendo menos spam en tus buzones de email? ¿Se han ido los spammers de vacaciones?

La razón es que tu email está protegido con una lista gris. Para poder entender qué es una lista gris, presentemos antes a sus primas:

La lista negra

Esta es la más fácil de entender ya que su propio nombre deja claro que se trata de una lista que agrupa a servidores que incumplen alguna norma de comportamiento. Si un servidor de email permite que salga spam desde su dirección IP y alguno de los servidores policías que hay repartidos por todo internet les pilla, los añaden a una lista de infractores.

El resto de servidores que usan esas listas, no aceptarán más emails desde esa dirección.

El propietario de la dirección IP es el que tendrá que buscar el origen del problema, solucionarlo y contactar con la lista para decires que le borren de la misma.

Los motivos para que te añadan en una lista suelen ser involuntarios por parte de los afectados: una contraseña insegura, una web sin actualizar desde hace años o equipos informáticos sin ningún tipo de mantenimiento.

Mientras más relajado sea tu proveedor de hosting, más posibilidades tienes de que tu servidor acabe en una lista y por lo tanto tus emails no lleguen a su destino.

La lista blanca

Este tipo de listas son menos conocidas. Se utilizan para indicar que queremos que se haga una excepción con un servidor determinado. Si por ejemplo trabajamos siempre con una organización en concreto y no queremos que sus emails se bloqueen incluso aunque añadan su servidor a una lista negra, podremos autorizar los emails añadiendo el servidor de origen a la lista blanca.

No soy partidario de usar listas blancas ya que entonces se desaprovecha la ventaja que nos ofrecen las listas negras frente al spam.

La lista gris

Es la última innovación en sumarse al armamento contra el spam y de momento, nos da una ligera ventaja.

El funcionamiento resumido es el siguiente: cuando alguien nos envía un email, se rechaza por defecto. Si el servidor de origen está bien configurado, intentará de nuevo el envío en el tiempo indicado y el email se entregará correctamente.

Con algo tan sencillo, se consigue evitar todo el correo basura ya que los emisores de spam (por lo general y hasta el momento) no se preocupan de intentar el reenvío del email ya que envían a grandes cantidades de emails.

Ventajas de la lista gris

  1. Es fácil de utilizar ya que no necesita configuración adicional, añadir emails a la lista ni ningún otra acción.
  2. Consume una cantidad muy pequeña de capacidad de procesamiento del servidor ya que se aplica por igual a todos los emails, no hay que analizar emails o hacer comprobaciones adicionales como hace por ejemplo SpamAssassin (también activo).
  3. Evita conexiones desde servidores de email mal configurados, antiguos o saturados lo que siempre es una buena noticia.

¿Desventajas? de la lista gris

  1. Los emails se reciben con un retraso respecto al origen. En Honesting está configurado para que sea de 1 minuto.
  2. Algún remitente que use un servidor viejo, puede recibir un error 451 al intentar enviarte un email.

¿Cómo activar o desactivar la lista gris en tu plan de hosting?

La lista gris está activa por defecto en todos los planes de hosting, no es necesaria ninguna acción por tu parte. Para desactivarla, desde tu panel de control (cpanel) en la sección de Configurar greylisting marca la opción de Apagado que aparece junto a tu dominio.