Aunque pueda parecer una pregunta sorprendente, pues lo normal sería que sepas cuál es tu proveedor de hosting, ésta es una pregunta recurrente. Alguien llama y pregunta si tiene su dominio registrado en Honesting o cómo puede acceder a modificar su página web.

Puede que haya cambiado de proveedor de servicios o del personal encargado de la informática. El servicio de hosting es tan económico hoy en día que es fácil olvidar el nombre del proveedor mientras el servicio funcione correctamente.

Para poder encontrar a tu proveedor de hosting, primero tienes que tener claro las diferencias entre los diferentes servicios que componen una página web:

  • Dominio: el uso de una palabra seguida de una extensión. Ejemplo: dominio.com
  • Hosting: el espacio en el servidor donde se guarda la web, los emails y las configuraciones.
  • Desarrollo de la página web: el que hace la web. Ya sea una empresa, un profesional independiente o un cuñado.
  • Editor de la web: la persona encargada de publicar nuevo contenido.
  • Mantenimiento de la web: quien se encarga de que la web siga funcionando en el tiempo. También suele confundir el concepto de actualizar una web.

¿Cómo saber dónde tengo registrado mi dominio?

Ésta es la pregunta más fácil de responder a la hora de encontrar tu proveedor de hosting, ya que existe una base de datos pública internacional, conocida comúnmente como whois (quién es). Para hacer una consulta puedes usar la web https://ping.eu/ns-whois/ aunque existen muchas otras.

Poniendo tu dominio en la casilla de búsqueda, te mostrará el registrador (Registar) donde tienes tu dominio.

Es muy probable que el nombre que te aparezca ahí no te suene de nada, ya que ese será el registrador mayorista del dominio, seguramente lo hayas comprado a través de algún distribuidor. Sigue leyendo el resultado de la búsqueda para ver si te suena alguno de los nombres de empresa que aparecen.

¿Cómo saber quién es mi proveedor de hosting?

En los resultados de la consulta whois, puede que se muestren datos de alguna empresa de hosting. Si aparecen como contacto técnico del dominio, es muy probable que ese sea tu proveedor. 

Si los datos aparecen ocultos o pone algo tipo privacy protectec también puedes guiarte por los nombres de servidor (nameservers). En el caso de un dominio alojado en un servidor de Honesting, los nombres de servidor son del tipo ns1.honesting.com

Quiero cambiar algo de la web ¿con quién contacto?

A partir de aquí, la consulta al whois ya no nos da información que podamos utilizar por depende de con quién hayas contratado la creación y mantenimiento de la página web. 

Puedes revisar en el pie de página de tu web, ahí es donde algunos desarrolladores ponemos un texto tipo Página web desarrollada por Honesting.

Si no te aparece nada, tendrás que revisar las facturas de compra del servicio web.

¿Qué problemas pueden surgir si no sé quién es mi proveedor de hosting?

El más común, que te caduque un servicio y te encuentres con que no te funciona la web o el email que da errores. También puede caducarte un dominio y en algunos casos extremos (como con los .es que según la última normativa quedan libres a los 10 días) llegar a perderlo.

Haz un listado de tus proveedores, de que servicio te ofrece cada uno, sus precios y condiciones.

Puede que te sorprenda encontrar que estás pagando hosting a dos proveedores y que sólo estés usando uno. Hay clientes que prefieren tener el email en un proveedor y la web en otra. Mientras más compliques la configuración, más difícil será encontrar la causa de un problema cuando surja y más se tardará en solucionarlo.

Si quieres que tu web vuele, prueba uno de los planes con discos SSD.

¡Ojo con las empresas de telecomunicaciones!

No hace falta que ponga nombres, en España son tres y tienen una situación de oligopolio que les permite subirnos los mínimos cada vez que les apetece. Con algunas líneas de telefonía para empresa ofrecen dominios y hosting a través de sus muchas filiales. El servicio es muy similar al que nos tienen acostumbrados, seguro que sabes de que te hablo. Evita estas ofertas gancho y busca profesionales especializados.

Actualiza tus datos de contacto

Puedes aprovechar ya que has hecho un pequeño listado de proveedores, para revisar los datos de contacto que tienen. En nuestro caso por ejemplo, el email es el usuario para la zona de usuarios y donde enviamos comunicaciones importantes sobre el servicio como renovaciones, facturas, etc. Si tienes un email que ya no se usa o de un trabajador que ya no está en la empresa puede crearte algún problema.