Los principios siempre son difíciles y por desgracia en España, el gobierno no lo pone nada fácil. Si quieres empezar con venta online, aunque sea de muy poca cantidad, legalmente deberías darte de alta como autónomo desde el primer día.

Esto te supondrá de entrada que pases a pagar una cuota mensual ganes lo que ganes. Si tienes la suerte de no haber sido autónomo en los dos años anteriores a la fecha de tu alta, podrás aprovechar la cuota tarifa plana de 50€.

Pero este precio tiene truco, la cuota irá subiendo progresivamente hasta alcanzar la desorbitada cifra de 270€/mes. Y no sólo eso, sino que es una cifra qué va subiendo año tras año, euro a euro.

Cada tres meses estarás obligado a hacer una serie de declaraciones de ingresos de gastos y llevar una mínima contabilidad de todas las operaciones de tu tienda online. En algunos casos será necesario que consultes con un asesor fiscal, así que suma unos 50€ mensuales extra.

270€ + 50€ = 320€/mes porque yo lo valgo

A los políticos se les llena la boca con palabras como emprendedores, innovación o apoyo al nuevas empresas, pero no esperes contar con su apoyo para tu tienda online.

Un artículo un poco deprimente lo sé, cuando se trata de hablar de impuestos es inevitable acabar de mala leche, así que busquemos puntos positivos que podemos encontrar al crear nuestra tienda online:

  • El precio de los dominios son muy baratos: puedes registrar tu propio dominio por un precio que ronda los 10€ al año. Comparado con cualquier otro servicio su precio es insignificante. Por unos 35€ más tendrías un plan Base para alojar tu pagina web y crear tus propias cuentas de correo.
  • Gracias aplicaciones de código libre como PrestaShop o WordPress puedes montar tu página web sin tener que realizar una gran inversión. Al ser sistemas muy conocidos es fácil encontrar a un programador o un diseñador que te pueda modificar o hacer aquellas modificaciones que necesites.
  • Además existe todas una industria de complementos (plugins) que te permite ahorrar en la programación de nuevas funciones.
  • Algunos de tus proveedores (si vendes un producto físico) incluso te facilitan módulos para que puedas actualizar la lista de precios de tus productos de forma automática, creando así una tienda con miles de productos en cuestión de segundos.

Así que no dejes que los problemas te impidan poner en marcha tu tienda online, olvídate de la cuota de autónomos y consigue tus sueños a pesar de los políticos.