Aparecer en los resultados de Google es un requisito indispensable para que tu página web tenga éxito. La buena noticia es que no tendrás que hacer nada para que esto suceda, Google pasará tan pronto como detecte tu nueva página. Aparecer en los resultados que te traerán visitas ya es otra historia.

Pero para entender mejor cómo funciona Google, vamos a ir a los inicios.

Breve repaso a la historia de los buscadores.

Aunque para mucha gente pueda parecer alucinante, Internet no es Google y existía mucho antes que el buscador. Según los últimos datos publicados, en España Google tiene la increíble cuota de mercado del 98%.

Pero hasta el año 1998, si querías buscar una web tenías que acudir a los directorios o portales. En Estados Unidos el más visitado era Yahoo! y en España lo eran sus copias Ozú, ¡Olé! y más tarde Terra.

 

Captura de pantalla de Ozú

Captura de pantalla de Ozú

 

Para aparecer en esos directorios, el propietario de la web tenía que rellenar un formulario y esperar la validación del editor. La inclusión básica era gratuita pero tardaba más tiempo que las de pago. El que pagaba, conseguía estar antes y de un modo destacado. Quién más pagaba, salía el primero. Es la misma premisa que aún hoy se mantiene en medios escritos como periódicos o revistas locales.

La idea detrás de los directorios, además de ganar dinero, era organizar la web creando un único punto de entrada. Se suponía que quien tenía más dinero era la web más representativa para esa búsqueda o categoría.

En lugar de hacer una búsqueda sobre un tema como hacemos hoy en día, por ejemplo:

cómo puedo aparecer el primero en Google

Tenías que pensar antes qué empresa podía ofrecerte ese servicio y luego buscar por sus categorías. Por ejemplo, si eras de Madrid, entrabas en el listado de empresas de diseño web y elegías de entre el listado.

 

captura del directorio ole

Así se veía el directorio ¡Olé!

 

4 de Septiembre de 1998

Nace Google con la idea de utilizar el mismo sistema de referidos que se utilizaba en las publicaciones académicas. Una publicación era más importante mientras más referencias recibía de otras publicaciones del mismo sector.

 

Así era Google cuando nació

Así era Google cuando nació

 

Así que Google llevó esa misma idea a las webs. Ya no era el propietario el que tenía que ir y darse de alta manualmente, sino que existía un programa que lo hacía automáticamente, visitando la web y extrayendo el contenido que le parecía relevante. Analizaba las menciones que se hacían a otras webs y de ese modo iba creando un ranking o índice.

Su innovación no fue sólo tecnica:

  • A nivel de lo que veía el usuario, simplificó tanto la web que dejó una única página en blanco: con los mismos dos botones que se mantienen hasta hoy: buscar y voy a tener suerte.
  • La otra gran innovación, está relacionada con el marketing y cómo se daba a conocer. La empresa se alejaba del mundo corporativo con un logo colorido y con un toque infantil. La web era tan sencilla de usar que cualquiera podía escribir lo que quería encontrar y en cuestión de segundos lo tenía en un listado sencillo, con texto y ordenado de mayor relevancia a menor.

Para diferenciarse todavía más de su competencia, eligieron como eslogan el ya mundialmente conocido No seas malo (¡Qué buen rollo! ¡Qué moderno!)

No había publicidad, Adwords todavía no existía. El que salía el primero era el que el que Google objetivamente había decidido que era la mejor web. No importaba quién fuera su dueño, si su web era la más enlazada y su contenido relevante para la búsqueda, salía el primero.

Ésto que ahora parece algo de lo más normal, supuso una auténtica revolución. Hizo que más y más gente dejáramos de complicarnos la vida con los directorios y empezáramos a usar Google:

Era fácil, divertido y gratuito ¿qué más se puede pedir?

Volvamos al presente

Para una búsqueda cualquiera, encontramos que los primeros resultados ya no son las mejores páginas, sino aquellos que pagan más. ¿Qué ha pasado? volvemos a estar como al principio.

Quien paga más, sale el primero.

En algunas búsquedas locales, los resultados orgánicos, aquellos que el buscador ha decidido poner ahí sin cobrar, son a penas dos líneas. Las primeras las ocupan los mapas, luego los enlaces y sólo al final los resultados de la búsqueda.

Google sigue siendo una empresa digna de estudio ya que ha conseguido vendernos a todos la idea de que Adwords ¡muestra anuncios relevantes para nuestra búsqueda!

Los ideales iniciales siguen ahí, ocultos bajo montañas de dinero.

No todo está perdido, sigue siendo posible aparecer en los primeros resultados de Google sin pagar por cada click, sólo que ahora hay más competencia.

 

Plan de acción para aparecer cuanto antes en Google

Doy por hecho que ya tendrás una web en marcha, con tu propio dominio y algo de contenido. Si no es así, puedes pedir un presupuesto aquí.

La web tiene que tener como contenido, palabras clave con las que te buscaría un cliente.

Error típico

Una web de un restaurante cerca de una localidad turística que sólo hace una mención de su situación en la sección de contacto. El resto de contenido son frases impersonales sobre contamos con un equipo humano dedicado a ofrecer el mejor servicio y el listado de todos los platos del menú.

¡Mal!

Si quieres que alguien te encuentre cuando busque un restaurante en tu ciudad, tendrás que hablar de los platos típicos, de cómo los cocinas, añadir fotos y vídeos relevantes.

Pasando a algo más técnico

Google ofrece una forma rápida de avisarle de que has hecho una web genial y que tendría que pasar a visitarla cuanto antes. Se llama Google Search Console (antes Centro de Webmasters de Google) y desde ahí puedes indicar que eres el propietario de la web y enviar tu invitación.

Google pasará en cuestión de unos días y te irá mostrando las páginas que ha detectado junto con otra información intersante: palabras clave con las que recibes visitas, posibles errores, mejoras, etc.

Cuando añadas tu web (es fácil, sólo tienes que seguir las indicaciones) recuerda añadir las siguientes 4 entradas:

  1. https://
  2. https://
  3. https://www.
  4. https://www.

Una vez que Google ya nos tenga fichados, irá pasando periódicamente por nuestra web. El tiempo entre visita y visita se puede configurar desde la programación que hagas de tu web pero esto no es algo que deba preocuparte. Lo importante es que a medida que vayas añadiendo nuevo contenido, éste podrá ser mostrado en los resultados de búsqueda.

¿Qué son las palabras clave?

Una palabra clave es como se conoce a la búsqueda que hace un usuario en Google. Por ejemplo, si buscas:

palabras clave google

Esa cadena de texto es la propia palabra clave.

A pesar de lo que te hayan contado, cada vez es menos importante aparecer un puesto o dos arriba o abajo en los resultados. Google va a cumplir dentro de poco 20 añitos y es capaz de interpretar mejor el idioma y las búsquedas.

Además, los resultados de las búsquedas y los propios anuncios, son cada vez más personalizados. Si haces una búsqueda identificado, los resultados están ordenados de forma diferente a cómo se ven si el que realiza la búsqueda es un usuario anónimo.

Por eso Google ofrece cada vez más servicios gratuitos a cambio de nuestros datos. Mientras más efectiva sea su publicidad, no ya tanto sus búsquedas, más dinero para los accionistas.

Resultados y contexto

Según datos del propio Google, hasta 1/3 de las búsquedas que se realizan son nuevas, no se han hecho antes. Esto quiere decir que si nos obsesionamos con aparecer en el primer puesto para:

restaurante en castellón

puede que lo consigamos, pero que haya 1/3 de visitas que busquen

mejor restaurante en castellón
opiniones sobre restaurante en castellon

y nunca antes alguien haya buscado exactamente esa combinación de palabras.

Es por eso que con cada mejora de Google, da más importancia al contexto de la web (el contenido) y últimamente a las menciones en redes sociales.

¿Cómo mejorar mi posición en Google?

Si has hecho todo lo comentado hasta ahora en este artículo, aparecerás en los resultados de algunas búsquedas poco competitivas. Pero cuando se trata de temas donde hay más competencia, es cuando tienes que empezar a invertir en SEO. No dudes en contactarnos si necesitas más ayuda al respecto.